AIZA, EAZA, AZA, PAAZA, WAZA… Asociaciones del Sector Zoológico

Hoy traemos a este blog una entrada en la que queremos hablar sobre nuestra experiencia con las asociaciones del sector de los zoológicos y acuarios.

Y, ¿por qué hemos querido hacer esta entrada en nuestro blog? Porque somos absolutos defensores de estas asociaciones.

Siempre hemos pensado que las ventajas compensan las desventajas que pueda tener estar asociados. Son muchas más las ventajas que aporta a un zoo o acuario ser miembro de una asociación (…o de dos, o de tres), que tratar de mantenerse en pie, aislado y sin un interlocutor de peso que te respalde.

Pero empecemos desde el principio. Como suele ser habitual en las especies gregarias, como los humanos, tendemos a agruparnos para compartir, sobre todo, dificultades, porque para las alegrías, normalmente nos apañamos bien por nosotros mismos.

Para empezar a hablar de asociarnos refiriéndonos en concreto a nuestro sector, vamos a centrar la pelota en un punto concreto, en la AIZA o Asociación Ibérica de Zoos y Acuarios.

AIZA reúne a 39 zoológicos y acuarios de España y Portugal. Fue fundada en 1988 por 14 zoológicos y acuarios españoles denominándose AEZA (Asociación Española de Zoos y Acuarios). Años más tarde y con la incorporación de miembros portugueses cambió a su denominación actual. Desde este inicio acumula ya más de 30 años de experiencia y ha consolidado un papel de representación de sus asociados frente a organismos públicos actuando como vocal del sector.

Citando fuentes de la propia AIZA, en esta asociación se trabaja para:

  • Ser eje vertebrador de Zoos y Acuarios ibéricos
  • Representar los intereses comunes de sus miembros
  • Defender el valor de las instituciones zoológicas como centros educativos, científicos, protectores de las especies animales y fomentadores de la biodiversidad.
  • Colaborar con las Administraciones Públicas para establecer un adecuado marco regulador del sector.
  • Aunar criterios de actuación en la gestión de parques zoológicos y acuarios.
  • Ser plataforma para el intercambio de experiencias e ideas de nuestros miembros.
  • Velar para que los animales alojados en los zoos y acuarios disfruten de unas condiciones óptimas que respeten sus necesidades biológicas y de conservación.

Basándonos en estos fines debemos pensar que la asociación realmente ayuda a sus asociados a mejorar día a día y a suplir escollos que quizás de forma autónoma les llevaría más tiempo.

Como bien reconoce la propia AIZA, asociarnos nos ayuda a incrementar la relación entre instituciones zoológicas para potenciar su nivel técnico y educativo, proporcionando el marco ideal para el intercambio de conocimientos, información, experiencias y colaboración empresarial, lo cual permite conseguir más objetivos y más ambiciosos con menos dudas y fracasos.

Igualmente, nos proporciona información transcendental para que los animales que alojamos disfruten de las condiciones necesarias para satisfacer sus necesidades biológicas y de conservación, dispongan de recintos adecuados, mantengan un alto nivel de cría y tengan un correcto programa nutricional y veterinario.

Realiza una labor de representación de los zoos y acuarios ibéricos a nivel nacional e internacional para, por ejemplo, colaborar con las Administraciones Públicas para configurar un marco regulador óptimo para el sector donde se escuche la voz de las instituciones. Y, sin olvidar el aspecto quizás más importante en los últimos tiempos, que es potenciar la imagen de los zoos y acuarios para que sean considerados instituciones educativas, científicas, protectoras de las especies animales y fomentadoras de la biodiversidad, transmitiendo a los ciudadanos y responsables públicos el importante papel que estas instituciones tienen en la conservación de la biodiversidad.

Si consideramos los más de 10 millones de visitas al año que reciben los zoológicos y acuarios asociados a AIZA, que es un número similar a los visitantes que reciben todos los Parques Nacionales españoles, podemos cuantificar en su justa medida la penetración de los mensajes educativos y sobre la conservación de la biodiversidad que las instituciones tienen la capacidad de transmitir. Esta es una labor que sólo los zoos y acuarios pueden desarrollar de forma lo suficientemente personal e individual para movilizar la sensibilidad en cada visitante para avanzar en la protección de su medio natural más cercano y, en consecuencia, del medio natural que compartimos todos.

Ciertamente la experiencia de las asociaciones se ve reflejada en la sistematización reglada y consensuada de procedimientos. Alcanzar la maestría o experiencia en estos procedimientos es cuestión de años, de bagaje del personal y del compromiso de los directivos de los zoos y acuarios. Si quieres acelerar este proceso para alcanzar la maestría, la vía rápida es asociarse.

Siendo miembro y teniendo ganas de crecer y mejorar, consigues absorber una cantidad ingente de conocimientos de instituciones que previamente ya recorrieron el mismo camino y aprendieron donde acertaron más o menos.

Si realmente no tienes ganas de crecer y mejorar, estar asociado será como si te asociadas a un club social para instituciones, incluyendo cenas y el departir con otros miembros.

En la próxima entrada, comentaremos sobre otras asociaciones… Saludos a todos

Deja un comentario